Asfaltar un gran aparcamiento con medio “bitcoin”.

Jesús Pablo Alonso García Actualidad Leave a Comment

Asfaltar un gran aparcamiento con medio “bitcoin” es una curiosidad ahora pero pronto una realidad.

Saber cuántos “bitcoins” cuesta asfaltar un garaje con un cierto número de plazas, de una o varias plantas, o bien saber cuánto costaría asfaltar una carretera con esta “criptomoneda” puede suscitar dudas y también expectativas.

El mundo cambia de manera constante. Cambia el clima, cambian los procesos de fabricación, cambian los ciclos económicos, los sistemas de valor, y cambian las personas.

Sistemas económicos y procesos financieros.

El funcionamiento de la economía actualmente está basado en un modelo clásico. Dicho modelo se remonta al comercio que existe desde hace milenios.

Al comienzo se realizaban trueques, pero este sistema no era muy preciso. Por eso se llegó a un convenio de manera que fuese más exacto. Se decidió usar un símbolo mediante la acuñación de monedas. En el futuro sería de billetes, moneda en papel.

Este símbolo se llamó dinero estaba avalado por un sistema patrón que lo respaldaba, el oro. Acuñar moneda era privilegio del gobierno que dirigía un Estado.

En el pasado, las reservas de oro que hay en los bancos de todos los países eran el respaldo de estas monedas de curso legal. Actualmente dicho respaldo es más complejo ya que a parte del oro entran en juego otros factores, activos, valores y entidades crediticias.

El dinero en sí está basado en la confianza de que alguien lo respalda. El dinero en sí no es nada, sólo es un símbolo.

De este modo, si aparecen nuevos símbolos o modos de dar valor a algo y alguien lo avala, en ese momento nace una nueva manera de dinero.
Es así como nacieron las “criptomonedas”.

Definición de “criptomonedas”.

Las “criptomonedas” nacieron, así como se describió antes, mediante un sistema basado en la confianza y aval, en este caso de manera informática.

Internet es un nuevo mundo reflejo del mundo físico. Este mundo virtual se fue haciendo cada vez más grande. Actualmente se puede afirmar sin temor que internet es una nueva realidad.

Asfaltar un gran aparcamiento con medio bitcoin

Con los bitcoins se pueden adquirir productos y servicios en internet pero también en el mundo físico.

Esta nueva realidad precisaba un nuevo modelo económico más ágil, libre y capaz.

Tanto para la creación de software como para el uso y disfrute de productos virtuales se usaron monedas reales del mundo físico. Para hacerlo se emplearon saldos virtuales basados en transacciones electrónicas de tarjetas bancarias.

Con el tiempo se pensó que tal vez en internet se podría usar una moneda única al margen de las distintas divisas existentes, así como sus comisiones.

Nace de esta manera en el año 2009 el “bitcoin” como la primera “criptomoneda” basada en un sistema criptográfico único como aval de dicha moneda.

Y si con el dinero físico era el oro, con el “bitcoin” debía ser un sistema de generación de valor virtual empleando este sistema criptográfico.

Sistema criptográfico, mineros y criptomoneda.

En este punto hay que distinguir dos aspectos para entender cómo funciona este nuevo sistema. El primero es el sistema criptográfico que crea la moneda virtual y que se llamó minero. El segundo es la moneda virtual extraída por estos mineros, al comienzo, el “bitcoin”.

La generación de estos “bitcoins” se almacenaba y se ponía a disposición de cualquier usuario mediante el pago con dinero del mundo físico.

Al comienzo ser minero era muy lucrativo y estaba al alcance de cualquier particular porque era muy sencillo crear “bitcoins”. Pero a medida que aparecieron nuevos mineros, crear “bitcoins” resultó cada vez más difícil y costoso.

En la actualidad sigue habiendo mineros, pero son necesarias grandes instalaciones repleta de servidores informáticos que, mediante el sistema de extracción, crean de manera incansable “bitcoin”. Pero cada vez se generan muchos menos.

Ser minero hace una década ya empezó a estar sólo al alcance de grandes empresas y algunas entidades bancarias que decidieron diversificar en este nuevo modelo.

El propio sistema hace muy difícil en la actualidad la creación de nuevos “bitcoin”. Es muy difícil crear como mineros nuevo dinero. Sin embargo, sí es más fácil que coticen cada vez a un precio más alto.

La fiebre de las “criptomonedas”.

Al igual que ocurrió con la fiebre del oro, en el mundo virtual se han forjado grandes leyendas. Personas que invirtieron unos pocos dólares en este sistema, en un momento dado, fueron elevados a la cumbre de las grandes fortunas.

Al “bitcoin”, que se basaba en un sistema criptográfico único, le siguieron nuevas criptomonedas basadas en otros sistemas criptográficos distintos.
Ripple”, “Litecoin”, “Ethereum”, y “Dash” son algunas de las más populares que aparecieron.

Actualmente a primeros de este año 2021 hay más de 7.100 monedas de este tipo.

Dichas “criptomonedas” varían en su cotización. Nacen de manera muy prometedora con menos de una milésima de céntimo. Cuando surgen personas que apoyan esta nueva moneda para su adquisición, los mineros crean más.

Asfaltar un gran aparcamiento con medio bitcoin

Los bitcoins son criptomonedas de referencia para transacciones económicas en internet.

A su vez aparecen más mineros, más monedas y más usuarios que las quieren. Esto produce una elevación enorme en su cotización.

Cotización al alza.

El “bitcoin”, como se ha indicado, nació con un valor sub milimétrico. Las personas lo comenzaron a prestar atención cuando ya cotizaba a 50 dólares. Comenzó en ese momento una euforia por conseguir cada vez más “bitcoins”.

Muchas personas lo vieron como si fueran acciones de empresa o activos financieros.

También se percibió con mayor claridad su potencial para realizar transacciones de toda clase en el mundo virtual con impacto en el mundo físico y, a nivel fiscal, por debajo del radar.

Así subió a los 400 dólares y muchos pensaron que se desinflaría. Llegó a los ochocientos y se pensó lo mismo. Alcanzó los 4.000 dólares y eso hacía impensable que se pudiera sostener. Sin embargo, la gente lo apoyó.

Cuando parecía que ya había llegado al tope, superó los 16.000 dólares. En la actualidad tiene un valor de más de 42.000 euros, y sigue subiendo.

Nadie sabe cuál será el límite. Es cierto que también tuvo retrocesos, pero con el tiempo fue recuperando de nuevo su valor. Con las demás “criptomonedas” está ocurriendo lo mismo y es una fiebre al alza imparable.

Sin embargo no hay que olvidarse de que no todas las criptomonedas han progresado.

Muchas de estas criptomonedas no tuvieron éxito y desaparecieron al igual que el valor invertido por las personas que las apoyaron.

Asfaltar un gran aparcamiento con medio “bitcoin”: ¿es posible?

Asfaltar un gran aparcamiento con medio “bitcoin”: ¿Es posible y de curso legal en la actualidad?

Ahora que ya se han posicionado empresas, entidades y gobiernos en este nuevo sistema alternativo y se habla de que pronto nuestras compras puedan realizarse en “bitcoins”.

De hecho, ya bancos de origen nacional como el Banco Santander y el BBVA junto a otros bancos británicos y americanos, pondrán en marcha en breve la manera de pagar mediante tarjetas de crédito este tipo de “criptomoneda”.

De esta manera, muy seguramente se produzca una unificación global a nivel fiscal que permitirá comprar y vender productos y servicios con “criptomonedas”.

Se podrá pagar con “bitcoin” cualquier bien o servicio cuando lo respalde una entidad económica reconocida.

De esta manera se podrá adquirir un vehículo, una vivienda y también mediante una cuenta de empresa, alquilar maquinaria o comprar materiales. También se podrán pagar por servicios de mantenimiento y la realización de obras como asfaltar un garaje o construir una carretera.

Asfaltar un gran aparcamiento con medio “bitcoin”.

La gran pregunta es ¿Por cuánto? La respuesta no deja de ser ciertamente controvertida porque dependerá de a cuánto se cotice en aquel momento esa “criptomoneda”.

Asfaltar un gran aparcamiento con medio bitcoin

Los bitcoins son criptomonedas generadas por un código criptográfico.

Como se planteaba al comienzo del artículo puede ser interesante saber cuántos “bitcoins” cuesta asfaltar un garaje.

Todo dependerá del número de plazas de aparcamiento, de si hay sólo una o varias plantas, y también otros factores asociados al proyecto técnico necesario antes de comenzar.

De este modo, por dar un ejemplo, se podría asfaltar un aparcamiento de en torno a unos 1000 metros cuadrados, con unas 45 plazas de aparcamiento por menos de medio “bitcoin”.

Incluso podría lograrse por cerca de la tercera parte de esta “criptomoneda”, según su valor en febrero de 2021, dependiendo de factores como la ubicación y otros detalles técnicos.

Los “bitcoins” pueden estar depositados en los conocidos como “monederos virtuales”. Se trata de cuentas protegidas en donde se depositan estas “criptomonedas” para operar con ellas en cierto momento.

El modo en que se opera con esta clase de monederos es sencillo. Simplemente hay que realizar un envío a otro monedero virtual con un código alfanumérico único. Se trata de un envío instantáneo.

Cuando en breve las entidades bancarias lo habiliten, este tipo de transacciones serán igual al resto de operaciones.

Simplemente se vinculará una cuenta particular o de empresa con una cuenta de cotización. A su vez esta cuenta se vinculará con ese monedero virtual desde el cual pagar un refresco o, si se dispone de saldo, un coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de privacidad