Espacio comercial y parking superficial.

Jesús Pablo Alonso aparcamientos 0 Comments

Los trabajos de acondicionamiento en garajes dentro de los edificios son algunos de los más demandados.

Los garajes pueden estar situados sobre superficie cuando se trata de espacios anexos a otras edificaciones. En estos casos dichos espacios suelen ser de tipo comercial en su mayoría.

Los centros de tipo comercial suelen disponer de amplios espacios para aparcar vehículos. Los clientes que se dirigen a estos centros son personas que acuden a dicho centro a realizar compras. Otro número menor corresponde a personal propio, colaboradores del centro así como personal comercial, proveedores y de abastecimiento.

Dichos espacios para aparcar se sitúan por lo general en plantas subterráneas de manera que se logra un aprovechamiento óptimo del suelo comercial.

En lugares donde el suelo es muy económico estos garajes subterráneos son de precio elevado y se opta por usar grandes espacios superficiales anexos a dicho centro.

Acondicionamiento de un aparcamiento de superficie.

De esta manera por una parte se proyectan edificios para usos logísticos, de almacenaje o bien venta comercial. Por otro lado junto a cada uno de estos inmuebles se destina un espacio superficial que suele emplearse como garaje o aparcamiento.

Es frecuente que en una primera fase se construya tan sólo el espacio comercial para un uso general. Más adelante cuando las empresas adquieren dichos locales, almacenes y naves, según el uso que le den, podrán optar por convertir dichos espacios anexos en aparcamientos, bien en área de servicios o almacenamiento logístico y operaciones.

Cuando se proyecta la creación de un centro para el suministro de productos de alimentación, droguería, y perfumería por poner el caso, y se destinan los mismos a clientes, en una primera fase se construye el espacio comercial y se implanta por completo todo su conjunto interior.

Acondicionamiento de un aparcamiento de superficie.

Si dicho negocio tiene un crecimiento sostenido, se lleva a cabo la segunda fase en donde se prepara el espacio anexo para construir una zona de aparcamientos.

El terreno en numerosas ocasiones es tan sólo un espacio delimitado por una valla perimetral. Si se trata de grandes espacios en pequeñas poblaciones que son limítrofes y situadas en la periferia de estas pequeñas localidades, por lo general serán de tierra y no tendrán acondicionamiento alguno.

Para tratar dicho espacio primero se debe nivelar el terreno, allanar y a continuación ser prensado. En una segunda fase toda la superficie se cubre con una mezcla asfáltica que es distribuida con la ayuda de camiones y máquinas especializadas. Después dicha mezcla se prensa para que quede compactada al suelo.

En la fase final se diseña la distribución y demarcación mediante pintura para indicar los límites de cada plaza de aparcamiento. También se implanta un control de acceso automático, cámaras de seguridad e iluminación.

En otras ocasiones dicho espacio comercial se construye de una sola vez por completo debido a que su ubicación está dentro de poblaciones muy urbanizadas. Aquí no hay espacios libres y cuando surge uno es porque se ha transformado otro más antiguo.

Acondicionamiento de un aparcamiento de superficie.

Y en general independientemente del progreso o no de dicho negocio, al estar ubicado en un entorno urbano, el aparcamiento siempre será necesario para cualquier actividad sea esta comercial, ventas, gestión, oficinas, u otros servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de privacidad*