Flujos y movimientos de vehículos.

Jesús Pablo Alonso García Actualidad Leave a Comment

La unidad básica en la movilidad consiste en un vehículo que parte de un punto inicial, se desplaza a través de un espacio y finalmente llega a un punto final.

Antiguamente se hablaba solamente de movimiento de personas. Más adelante con la domesticación también se incluyó en este grupo a los animales que viajaban con las personas o que eran conducidos a través de territorios para su comercio.

En la actualidad movilidad incluye tanto seres vivos como objetos inanimados. Dentro de este grupo tan amplio se incluye a las mercancías, a los pasajeros y conductores.

El medio más popular de transporte hoy en día es el coche.

El coche que se inventó hace cerca de dos siglos ha sufrido evoluciones constantes.

Antes del coche estaban los caballos, después estos caballos se unieron a carruajes. También anteriores al coche son todo tipo de embarcaciones y naves marítimas que ya existían hace milenios.

Movilidad y flujos en el transporte por carretera.

Posteriormente surgieron inventos como el motor de vapor que se empleó en el ferrocarril y en los primeros coches así como barcos a vapor. A continuación el invento de los motores de combustión permitieron una mayor velocidad y potencia a estos vehículos antes mencionados que evolucionaron.

Con el desarrollo de la revolución industrial se fue incrementando el número de unidades de estos vehículos hasta el punto actual en donde es muy común su adquisición y uso.

De esta manera se produjo un cambio social a nivel mundial por el aumento del nivel adquisitivo de las personas que llevó a la adquisición de mayores bienes y servicios.

Se comenzó a emplear el vehículo privado para momentos de ocio y para acudir a los puestos de trabajo.

Cada vez fue más popular emplear dicho vehículo para diferentes usos como vacaciones y la realización de viajes de placer.

En la actualidad los desplazamientos de vehículos se han convertido en movimientos masivos que se comportan como flujos.

Dichos flujos están regulados por rangos horarios y por un calendario anual que sufre muchas variaciones y cambios.

Movilidad y flujos en el transporte por carretera.

De esta manera, la población emplea cada vez más el vehículo privado para acudir por carretera a su puesto de trabajo o para atender negocios que por lo general se concentran en núcleos urbanos y poblaciones.

Estos movimientos por dichas vías de comunicación se concentran en horarios concretos que se relacionan con dichos empleos. Así estos flujos de vehículos se concentran en periodos muy concretos ocasionando velocidades muy bajas llegando a la retención y atascos en ciertos tramos.

Ocurro lo mismo en fines de semana en donde la población general no trabaja y puede disfrutar de su tiempo de ocio en otras poblaciones a las que viaja o a regiones naturales de todo el territorio.

En periodos de vacaciones de verano sobre todo así como en festividades el flujo y movimiento de vehículos es muy intensivo. Se produce sobre todo en los cambios de quincena y fines de semana.

El flujo de vehículos se traslada a regiones costeras de manera que las grandes ciudades se vacían.

Todos estos movimientos anteriormente mencionados producen un flujo dinámico que se puede calcular para tratar de escalonar las salidas y llegadas de todos esos vehículos.

Movilidad y flujos en el transporte.

El estudio, monitorización y predicción de estos flujos puede permitir una movilidad más uniforme y moderada, unos viajes más seguros y cómodos para estos pasajeros y conductores, y un aprovechamiento óptimo de las vías de comunicación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de privacidad