Helipuertos y operaciones de Salvamento.

Jesús Pablo Alonso salvamento 0 Comments

Los helipuertos son plataformas en donde poder situar un helicóptero antes y después de su vuelo.

Se definen como esos espacios en donde el autogiro puede permanecer mientras no está realizando un vuelo.

Los helipuertos pueden ser de varias clases según dónde estén situados. La ventaja principal que tienen estas aeronaves es la de poder llegar a lugares de difícil acceso en un corto espacio de tiempo y aterrizando en un espacio muy reducido.

Es la solución ideal para realizar tareas muy variadas y que tienen que ver con toda clase de operaciones.

Los helicópteros se sitúan generalmente al igual que los aviones en aeropuertos. Allí, bien al resguardo dentro de hangares o a la intemperie, estos helicópteros pueden tener funciones como la del transporte comercial de personas, vigilancia policial, vigilancia de carreteras, operaciones de salvamento, filmación documental, y servicios de ocio.

Helicóptero de recreo para transporte de personas.

Es muy común ver helipuertos que se encuentran en lo alto de rascacielos en las grandes ciudades. Pero también los hay en hospitales para el traslado de enfermos o heridos durante algún accidente.

En algunas comisarías de policía y cuarteles de la Guardia Civil también podemos encontrar esta clase de helipuertos, en estos casos para labores de seguridad, control y vigilancia.

Otros lugares menos habituales donde se sitúan algunos helipuertos es sobre embarcaciones de recreo y privadas. Sí son muy conocidas las que están en embarcaciones militares siendo de tamaño muy reducido cuando la nave es pequeña.

En las naves de mayor tamaño las dimensiones son mucho mayores llegando a ocupar sectores muy amplios de la cubierta la cuál está señalizada para contener varias aeronaves y en donde se desarrollan operaciones de gran magnitud.

Helipuerto de montaña con pavimento de asfalto.

Estos helicópteros militares participan con frecuencia en operaciones de rescate y salvamento.

La idea de tener distribuidos por todo el territorio estos espacios es poder acceder de manera muy rápida a lugares que de otro modo sería imposible.

Existen helipuertos sobre todo en zonas de montaña por estar en lugares muy apartados. Físicamente estos helipuertos son de una base asfaltada sobre la cuál se dibujan los límites del área que lo define. Una gran letra con forma de hache, pintada en color blanco o amarillo, visible desde varios kilómetros, indica sobre su superficie la posición de este espacio para aterrizar.

Estos espacios tienen un mantenimiento frecuente más si cabe cuando hay grandes nevadas que pueden ocultar su superficie.

También se hace necesaria una renovación frecuente de esa superficie asfaltada la cuál, por estar expuesta a condiciones climáticas extremas, sufre un deterioro más rápido. La lluvia, la nieve, y las dilataciones producidas por las diferencias de temperatura en el mismo día o a lo largo del año, agrietan el pavimento y lo desmenuzan.

En los laterales del helipuerto, construido como estación, hay unos instrumentos para indicar a la aeronave la cantidad de viento que se produce durante el despegue y el aterrizaje.

Además dispone de señales luminosas que indican su posición y límites en el perímetro, algo muy útil y necesario cuando hay poca visibilidad a causa de la niebla, lluvia o cuando se trata de alguna operación nocturna en donde la iluminación supone una ventaja en su posicionamiento.

Helipuerto dedicado al transporte de personas en el puerto de la ciudad de Nueva York (USA).

También hay helipuertos en las numerosas islas que se pueden encontrar en un territorio así como en plataformas de alta mar, bien de investigación o petrolíferas.

Por lo general los helipuertos están situados en lugares extremos donde acaban las carreteras. Así, cuando hay alguna labor de rescate, los helicópteros pueden llegar al punto donde se encuentran las personas accidentadas, por ejemplo en lo alto de montañas o valles poco accesibles.

Desde allí, se comienza a pie la búsqueda de esas personas o grupos que se perdieron. Cuando se localiza a las víctimas éstas son trasladadas hasta la aeronave y desde allí vuelan hasta el hospital más cercano.

En lugares de gran acumulación de nieve, estos puntos de salvamento son muy necesarios cuando se producen aludes frecuentes.

Aludes y avalanchas: protección sobre poblaciones.

En otros casos estos helipuertos de montaña o los que se sitúan en islas sirven también de apoyo para labores de coordinación en tareas de extinción de incendios.

Prevención de Incendios: Carreteras y Asfalto

Esta red de helipuertos está representada en las cartas de navegación que utilizan estas aeronaves así como en todos los dispositivos de localización y guía Gps.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de privacidad*