Reductores de velocidad con asfalto.

Los reductores de velocidad tienen la función de indicar al conductor que se encuentra en una vía de velocidad reducida.

Consisten estos reductores en pequeños tramos elevados asfaltados que se encuentran señalizados con antelación. Esta señalización consiste en vallas indicativas, señales luminosas, o semáforos.

Este tipo de reductores de velocidad y banda transversal de alerta en carreteras están sujetos a una legislación y normativa que depende en España del Ministerio de Formento. En otros países depende de ministerios y departamentos similares según su legislación.

Por lo general, sobre todo en poblaciones urbanas, los reductores de velocidad se combinan con esta señalización indicada además de sistemas de radar que a su vez pueden ir combinados a semáforos. En estos casos, los reductores de velocidad, por su elevación, hacen que el vehículo mueva brúscamente su sistema de amortiguación cuando la velocidad es más elevada de la indicada.

En este caso es un aviso físico, mediante un sistema pasivo, de que debe reducir su velocidad en aquel tramo del vial. También se indica mediante paneles la velocidad a la que se circula. Si esta velocidad es superior a la indicada en muchos casos, más adelante, hay un sistema de radar para poner en rojo el disco del semáforo.

La última modificación llevada a cabo en este sistema de control y seguridad es la incorporación de un sistema de grabación que sanciona a aquellos vehículos que por una parte superen la velocidad indicada y que además crucen el semáforo en rojo.

Fase de creación de un reductor de velocidad en zona de nuevo desarrollo urbanístico.

Los reductores de velocidad se disponen antes de llegar a poblaciones donde es posible que los peatones crucen la vía. El caso más extendido es el de todas esas poblaciones pequeñas que son atravesadas por vías rápidas. En el caso de España, estas poblaciones tienen una limitación de 50 km/h en su circulación. Los vehículos que circulan por las vías rápidas de acceso llegan a una alta velocidad que duplica este número.

Así, para lograr que estos vehículos frenen a tiempo y circulen a una velocidad más baja, se colocan reductores de velocidad en los accesos a dichas poblaciones así como por su interior, previa indicación mediante señales de tráfico sobre su presencia.

En lo referido a la circulación por zonas con un gran número de peatones en el interior de las ciudades o en la zona central de poblaciones, los reductores de velocidad son muy frecuentes.

Los reductores dentro de estas poblaciones coinciden con los pasos de cebra. De esta manera se aprovecha esa superficie elevada para que las personas crucen calles y pequeños viales con una mayor seguridad. Además pueden estar junto a semáforos peatonales de manera que el conductor puede frenar a tiempo y permitir su paso.

Los pasos de cebra situados sobre estas superficies elevadas están pintados en la zona central mediante bandas. Antes de llegar y al final de los mismos hay dibujos pintados en forma de triángulos que son muy visibles por el conductor desde varios metros.

Este tipo de paso de cebra elevado y pintado está presente en las proximidades de los colegios, guarderías, centros de mayores, centros de salud, zonas comerciales, parques y parques infantiles.

En todos estos lugares hay un tránsito enorme de personas que caminan a distinto ritmos desde gente que pasea, a niñ@s, a mayores, o personas que realizan gestiones con mucha prisa de modo que para tod@s este tipo de reductores es beneficioso.

Fase de preparación en la adaptación de un reductor de velocidad a un vial antiguo.

Desde su implantación y el objetivo por parte de varios países ha sido el de reducir el creciente número de atropellos de peatones que se producían. Estos accidentes se han reducido de manera notable desde su implantación.

Hay poblaciones en donde se ha obligado a los vehículos a circular a velocidades muy reducidas como los 30 km/h e incluso 20 km/h. Esa reducida velocidad, si se respeta, permite reaccionar a tiempo tanto al conductor del vehículo como al peatón cuando se produce un descuido o distracción por parte de alguno de ellos. Este tipo de medidas de seguridad dependen de esos dos elementos, peatón y conductor.

Los reductores así como señalizaciones son facilitadores en la prevención de un posible accidente.

Otros lugares sensibles a este tipo de seguridad son aquellos en donde hay una circulación masiva de peatones como pueden ser zonas próximas a estaciones de tren o autobús así como terminales de aeropuertos. Aquí hay un ritmo frenético en donde circulan miles de coches y miles de pasajeros así como acompañantes. Por esta razón, se hace necesario implantar estos sistemas de seguridad pasivos.

Este área de seguridad está innovando constantemente de modo que empresas de ingeniería en colaboración con los departamentos de planificación urbanística de los ayuntamientos, idean nuevas maneras de aumentar la visibilidad en estos puntos de cruce y así tratar de reducir a cero los accidentes por este motivo.

La implantación de reductores de velocidad o de banda transversal de alerta pueden construirse al mismo tiempo que la vía. Pero si la vía ya está construida desde hace bastante tiempo, así como ocurre con las calles de la poblaciones urbanas, en ese caso se hace necesario acometer un plan de actuación para preparar los tramos indicados.

En una primera fase se delimitan las zonas de unión de aceras con la vía que será atravesada. A continuación se eleva ese tramo mediante su asfaltado. Por último, se aplica pintura para dibujar el paso de cebra así como el dibujo que hay al comienzo y al final. Mientras se construye esta zona de paso se puede colocar señalización luminosa adicional para destacar ese punto.

Fase final en la creación de un reductor de velocidad sobre una vía recién asfaltada.

Actualmente la presencia de esta clase de reductores es enorme pero aún quedan por ser implantarlos en varios lugares sensibles. También cuando se produce un desarrollo urbanístico nuevo estos reductores ya están presentes dentro del proyecto.

4 comentarios en «Reductores de velocidad con asfalto.»

  1. Excelente medida para reducir la velocidad, pero también excelente elaboración de estos reductores que no dañan el sistema de suspensión de los vehículos. Creo que vamos a copiar estos modelos para implementarlos aquí en Honduras, Centro América.

    Responder

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad