Seguridad en «fiestas navideñas».

Jesús Pablo Alonso seguridad vial 0 Comments

Como se indicaba en el artículo titulado «Desplazamientos en Navidades«, el número de desplazamientos por carretera aumenta de manera importante.

No en vano la DGT pone todos los años en marcha una campaña especial de tráfico que en este año 2019 se sitúa a partir del 18 de diciembre hasta el 6 de enero.

El objetivo de esta campaña es la de sensibilizar a conductores y conductoras para extremar la prudencia en fechas tan especiales.

Además de los controles de velocidad y alcoholemia, una mayor presencia policial facilita el tráfico en algunas áreas de especial intensidad.

Seguridad en carretera frente a la niebla y la lluvia.

Por otra parte la complejidad e incidencias de estos desplazamientos se acentúa con la conducción de personas que por lo general no suelen conducir y además usan muy poco su vehículo.

De este modo el número de averías aumenta por este motivo al cuál se suman los derivados de una mayor puesta en circulación de numerosos vehículos.

También aumenta el número de accidentes en proporción a dicho número de vehículos que se ponen en circulación.

De manera preventiva se debe chequear el vehículo para que esté en buenas condiciones de iluminación.

Tener una mejor visibilidad con lunas limpias y dotadas de un sistemas anti-vaho mejorará la seguridad. También tener los neumáticos con un buen dibujo y presión correcta mejorará la adherencia al asfalto permitiendo una mayor estabilidad del vehículo.

Por parte del conductor o conductora se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas si se tiene intención de conducir en las próximas tres o cuatro horas.

Es deseable un correcto descanso antes de circular con el vehículo más si cabe en estas festividades en donde se duerme algo menos y se come algo más a lo que estamos acostumbrados.

Una buena opción es la de compartir el vehículo, usar si es posible el transporte público y si no es necesario, evitar circular.

Movilidad urbana y seguridad en los desplazamientos.

Las navidades coinciden con un periodo invernal que no facilita la circulación precisamente. Los días son más cortos y por tanto hay menos horas de luz. El uso de luz artificial reduce la seguridad por una menor visibilidad.

La climatología tampoco acompaña porque se suelen producir temporales y lluvias a los que con frecuencia se suman nevadas y bancos de niebla.

Además de consultar la previsión meteorológica es aconsejable disponer en el vehículo de todos aquellos elementos necesarios para aumentar la seguridad como los anteriormente mencionados.

No obstante la mejor regla y consejo es la de desplazarse con normalidad, con sentido común, sobre todo sin prisa, con educación cediendo el paso, y sobre todo con el mejor buen humor para tratar de pasar las mejores fiestas posibles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de privacidad*