Lago Asfaltites: sal y asfalto bíblico.

Jesús Pablo Alonso García Asfalto Leave a Comment

La sal y el asfalto son dos elementos que no tienen relación aparente pero con frecuencia aparecen asociados.

La aparición de sal en determinadas regiones geológicas está relacionada a depósitos de petróleo y por tanto es un indicativo de su posible hallazgo.

Lo mismo ocurre con el azufre de manera que si además aparece junto a la sal es mucho más probable que se encuentre cercano un yacimiento de petróleo.

El asfalto procede del petróleo así como de depósitos naturales relacionados.

El origen de estos compuestos es orgánico. Según los estudios científicos que hoy se disponen, millones de años atrás la deposición continuada de material orgánico tanto de animales como vegetales fueron creando depósitos que más adelante quedaron enterrados por cientos de metros de sedimentos.

Depósito de asfalto y alquitrán.

Estos depósitos terminarían convirtiéndose en los actuales depósitos de petróleo y carbón después de pasar por distintos procesos de transformación orgánica creados por la presión geológica.

Uno de los lugares más particulares del planeta lo podemos encontrar en lo que hoy se conoce como mar Muerto.

En realidad no se trata de un mar sino de un lago salado.

En particular es lo que se conoce geológicamente como un «lago endorreico» que quiere decir que no tiene ninguna salida ni a otro río ni al mar.

Este lago está situado en la cuenca del río Jordán y el lago de Tiberíades de cuyas aguas dulces se alimenta. También lo hace de otros manantiales cercanos cuyas aguas minerales aportan diferentes depósitos de estas sustancias en los alrededores y en sus aguas que terminan en dicho lago.

Agua con alto contenido en sal.

La hiper salinidad de este lago es diez veces superior a la de los océanos. La razón es la altísima evaporación que sufren estas aguas. Sus aguas saladas impiden por tanto la vida subacuática. Sólo pueden vivir allí artemias y algunos microorganismos halófilos.

Sin embargo se consideran unas aguas con innumerables aplicaciones terapéuticas ya conocidas desde hace milenios. El tratamiento de estas aguas sobre el cuerpo sana dolencias musculares además de curar la piel entre otros remedios.

La complejidad de la química de sus aguas salinas ha permitido desde hace milenios la explotación de distintos compuestos químicos, para la elaboración de salmueras y otras aplicaciones.

Sus aguas contienen distintos elementos químicos como potasio, magnesio, calcio y bromo. En menor medida contienen sulfatos, carbonatos y sodio.

Estos productos químicos son extraídos hoy en día tanto por empresas jordanas como israelíes en un difícil equilibrio entre la extracción de estos minerales y el aprovechamiento del agua de dicho lago necesaria para el riego de los campos agrícolas cercanos.

Este mar salado era llamado en la antigüedad por los griegos como «lago Asfaltites». El nombre se debió a los depósitos de asfalto que aparecían en las orillas de este lago.

A estos afloramientos y depósitos de asfalto también se le llamó antiguamente «betún de Judea«.

Depósitos salinos por evaporación en manantial de sal.

_______________________________________________________________
Parte II del artículo :

Lago Asfaltites: sal y asfalto bíblico (II)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de privacidad